"Antígona" de Sófocles (Análisis literario - Entrega 2)

¡Hola a todos y todas!

En la entrega anterior estuve hablando del marco histórico, de la vida de Sófocles e hice una pequeña introducción sobre el teatro griego. 
Sacamos pues en claro el punto de vista del pensamiento de Sófocles: El conocimiento humano es limitado. Desde el punto de vista técnico: Sófocles abandona la estructura de la trilogía, centrándose en el conflicto humano; reduce el papel del coro, cobrando más importancia la acción. 
De Sófocles se conservan 7 obras: "Ajax", "Las traquinias", "Electra", "Fioctetes", "Antígona", "Edipo Rey" y "Edipo en colono". 
 
En esta entrada, hablaré de lleno de una de sus obras "Antígona", procuraré ser lo más breve posible para que el post no sea excesivamente largo y no llegue a aburrir y ser un rollo.
¡Pues empiezo!


Empezaré haciendo un resúmen de la obra:
En Tebas, delante del palacio real, Antígona conversa con su hermana Ismea. ambas discuten sobre los problemas políticos y comentan sobre todo las desgracias de su familia, recuerdan así los suicidios de sus padres y la tragedia de sus dos hermanos que se dieron muerte recíprocamente.
El asunto se centra en que Creonte no admite que uno de las dos hermanos no sea enterrado dentro de la ciudad quitándole todos los honores. Antígona no está de acuerdo y quiere que también su otro hermano sea enterrado como se merece, ésta se propone enterrarlo en la ciudad sin que nadie se entere, robando para ello el cuerpo. Un guardia es quien se encarga de dar la noticia del robo del cuerpo a Creonte, el cual se enfurece.
El guardia lleva ante Creonte a Antígona detenida, pues la cogieron mientras lo enterraba. Después de hacerle varias preguntas de las que Antígona se declara culpable, hace llamar también a su hermana Ismea, que la defiende como puede. La sentencia que Creonte proclama es la muerte para Antígona, pues se demuestra que su hermana no tiene nada que ver, después de tener ambas una discursión ante Creonte. Le recuerdan que Antígona es la prometida de su hijo Hemón, pero él sigue queriendo matarla por cumplir las órdenes divinas antes que la que él dictó. 
Hemón se pone de parte de Antígona y la defiende, pero Creonte tampoco escucha sus razones, ejecuta su sentencia sin revocarla. Antígona se lamenta de su destino, pues va a ser encerrada viva, sin ver la luz del sol hasta que se muera. Clama  a los dioses, ya que ella ha cumplido las órdenes de los dioses, dando libaciones funerarias a sus difuntos familiares.
A la ciudad llega un viejo y ciego adivino quiado por su lazarillo, Tiresias, éste vaticina malas nuevas a Creonte por su desovediencia a los dioses, discuten. Creonte lo acusa de que su adivinación es falsa, pero interiormente sabe que todo lo que Tiresias ha adivinado se ha cumplido por lo que quiere poner solución a sus errores, antes de ser castigado por los dioses. Así, se dispone a dar sepultura al cuerpo y dejar en libertad a Antígona.
Más tarde llega un mensajero con malas noticias, éstas son la muerte de Hemón, hijo de Creonte; Hemón se había suicidad porque no soportaba la muerte en vida de Antígona y la desovediencia de su padre hacia las leyes divinas.

Eurídice, mujer de Creonte, sale y escucha la noticia. Le pide al mensajero que cuente lo que ha pasado, éste le dice que cuando iban a soltar a Atnígona, antes de llegar, enterraron el cuerpo del muerto y le hicieron los ritos funerarios, en ese momento, se oyó un grito que parecía ser de Hemón. Cuando llegaron a la cueva donde estaba Antígona, se encontraron a ésta colgada del techo con su velo, después Hemón furioso con su padre sacó su espada y no alcanzando a su padre se dio muerte a sí mismo. 
Creonte llega al palacio lamentándose de su error y lleno de dolor con su hijo muerto en los brazos. Otro mensajero llega para darle también más malas noticias, su mujer Eurídice, ha muerto. Creonte llora y se lamenta, quiere morirse. Todo ésto ha sido un castigo de los dioses por no haberles guardado respeto.

Y esta es la obra resumida, intentaré hacer un breve análisis que espero os guste.


Es curioso, pues la obra comienza con la amenaza de que el destino va a cumplirse.
Podemos observar en las dos hermanas a Antígona como protagonista y a Ismene como personaje opuesto o antagonista, la cual no es capaz de ayudar a su hermana Antígona y es por esto que ésta la desprecia. 
El motor del conflicto es el cadáver del hermano de Antígona y el deber de ésta de cumplir con su deber enterrándolo con el rito religioso.
Observamos que la acción sucede muy deprisa tomando un gran dinamismo. El tema moral más destacado es que el hombre es capaz de hacer muchas cosas, pero no es capaz de hacer frente a la muerte. 
Toda la obra está basado en conflictos en sucesión que van intensificando la acción, es un enfrentamiento tras otro para crear así tensión y tragedia. ¿Quién es el verdadero protagonista? ¿Antígona o Creonte?
 Tenemos dos fuerzas en conflicto:
- Antígona (justicia divina)
- Creonte (justicia moral)
Antígona con su postura de defensa de unas leyes sagradas que ninguna voluntad humana puede prohibir, representa el tipo del héroe sofócleo que llega hasta la muerte por defender el orden divino.  En un principio se la ve como una mujer fuerte, sin embargo, al final vemos a un personajes frágil y aterrorizado, el cual elige su muerte. Y frente a ella y en calidad de antagonista está Creonte, representante autócrata de las leyes de los hombres, que, en este caso, entran en conflicto. Creonte sería el clásico gobernante que, a pesar de poseer incluso una buena voluntad a priori, llegado un momento sufre una recia obcecación que le lleva a extremos en un primer momento insospechados. Observamos la crueldad del personajes cuando no deja que la condenada se despida Creonte sería el típico oponente a la divinidad, personaje - tipo, el cual aparece no pocas veces en el teatro griego. Creonte es el representante de lo que Sófocles rechaza como gobernante. Es una lección negativa. 
Frente a él van desfilando diferentes contendientes que le hacen frente con perspectivas distintas. Primeramente es la propia Antígona la que defiende su postura de estar rindiendo culto a una ley divina e inmutable. Con Hemón se alude a la postura autárquica del tirano frente a la voluntad y criterio de toda colectividad. Tiresias es el representante directo de los dioses. Así la figura de Creonte es acosada desde tres ángulos distintos. El orgullo por no ceder es lo que lleva al desastre. Creonte se enfrenta a todo: mundo político, el mundo de los muertos, el de los dioses...
El coro refiere varias fábulas mitológicas, prediciendo lo que va a ocurrir y consolando haciendo que Antígona sea un personaje inmortal
El personaje de Tiresias es también importante, pues representa al mundo divino, es curioso, pues se presenta sin que lo llamen . Entiendo que su ceguera simboliza la ceguera de la razón ante los sentimientos. 
Vemos pues en la obra el choque de dos personalidades orgullosas que se van destruyendo mutuamente, siendo personalidades egoistas enfrentadas.
En resúmen, Sófocles lo que busca es hacer saltar en pedazos la figura de Creonte. Al final vemos a Creonte frente a sí mismo, por lo que podemos ver que es este el personaje principal. 
Sófocles nos indica que es la templaza la clave de todo, pues la inteligencia es lo que ayuda al hombre a conseguir un final más o menos feliz, para ello necesita la templanza que lo lleva a la tranquilidad y al equilibrio.

Y hasta aquí, este mini anális sobre la obra de Sófocles. "Antígona".
¡Espero que os haya gustado!

Comentarios

  1. ¡Buen remate, compañera!

    La verdad es que, después de leer muchas obras más o menos contemporáneas, la posibilidad de leer un clásico así hace que se te haga la boca agua. Además siempre he sentido una atracción especial hacia las historias griegas. Es lo que tiene ver un montón de veces Furia de titanes de crío (vale, y de adulto también)
    En lo que a mí respecta, ya tengo el libro aquí a lado. En cuanto termine a Julio Verne y su Esfinge de los hielos, me pondré con el amigo Sófocles.

    Este... ¿La próxima obra para cuando?

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas, gracias compañero!
      Jejeje, yo también he visto unas "cuantas veces" Furia de Titanes. La verdad es que los clásicos me han sorprendido, la mayoría, para bien. Me encanta la historia y me fascina la historia griega, romana y egipcia, por supuesto el resto también.
      Es por esto que, en cuanto a la próxima, estoy dudando entre otra obra de teatro, algo de poesía o un personaje histórico. ¿Qué te parece?
      ¡Nos leemos!

      Saludos!!!!

      Eliminar
    2. ¡Hola de nuevo, Mari Carmen!

      Como te dije, tengo Antígona a mi vera. He estado a esperando a terminar La esfinge de los hielos (la continuación de La narración de Arthur Gordon Pym de Poe por parte de Verne. Una decepción absoluta, pero eso es otra historia)
      Empiezo con ella...

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
    3. ¡Hola, Israel!

      Bueno, espero que Antígona no te decepcione y te guste, se lee rápido, ya me contarás.

      ¡Por supuesto que nos leemos!

      Saludos!!!

      Eliminar
  2. ¡Hola, Mar Carmen!

    Acabo de terminar, hace un minuto, Antígona.
    ¿Qué te puedo decir? Me ha encantado. La historia me ha parecido muy dramática, mucho más de lo que yo nunca había pensado. Ya sabes que este tipo de obras las conoce todo el mundo pero, en realidad, no son muchos los que la han leído (yo estaba en este grupo hasta hace sesenta segundos) Otra cosa que me ha sorprendido es que, como me dijiste en uno de los comentarios, se lee en nada y las cosas ocurren muy rápido. No sé la razón pero creía que era mucho más extensa. Supongo que esa es la imagen que tenemos de muchos clásicos.
    Pero lo que me has me ha llamado la atención es el título y la protagonista a la que hace referencia. Y es que en realidad Antígona aparece muy poquito y, como muy bien indicas al final del análisis, desde luego, es CREONTE el verdadero pilar de todo. Y no es que el pobre salte en pedazos; es que le hace añicos.

    Pues esta sido todo. Muchas gracias por recomendarla. Una obra que, sin duda, hay que leer recomendar, sobre todo, recordar.

    ¡Nos leemos!

    ".…el mas sublime don que de todas cuantas riquezas existen dan los dioses al hombre es la prudencia…"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Israel!

      Me alegro que te haya gustado, que la hayas leído en poquito tiempo y que compartas mi misma opinión sobre el libro. Algunas veces los clásicos son de difícil lectura debido a la dialéctica o a que están en castellano antiguo, pues no estamos acostumbrados a leer de esta forma. Pero una vez que se le va pillando el truco, podemos observar que la mayoría de los clásicos son estupendos. (Aunque claro, va sobre gustos). Yo creo que la imagen de extenso que tenemos sobre los clásicos es porque siempre que pensamos en clásicos, los primeros que nos vienen a la cabeza son "El Quijote" o "Las mil y una noches" y la verdad, no son libros a los que podamos llamarlos "sílfides".
      De vez en cuando viene bien cambiar de estilo, de género, por aquello de abrir la ventana para que entre aire fresco, y, alguno de este aire sorprende para bien. ;)

      Muchas gracias por compartir tu lectura conmigo y seguir una de mis recomendaciones.
      ¡Por supuesto que nos leemos!

      Saludos!!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

"La biblia de barro" de Julia Navarro

El lápiz del carpintero - Manuel Rivas