"Sinfonía de silencios" de Lidia Herbada






TITULO: Sinfonía de silencios
AUTORA:  Lidia Herbada
EDITORIAL: Amazon Media EU S.à r.l., 2013
Nº PÁG. : 165 páginas
PRECIO: 2,68 € (ebook)












Sinopsis:
"Sinfonía de Silencios es una mirada al pasado, un flashback a los años 90, una historia de amor entre un pianista y su alumna, envuelto en Nocturno Póstumo de Chopin, en sueños bañados en chocolate y Licor 43. Rebobina el cassette de tu adolescencia para recordar los años en los que soñamos, vagamos entre la niñez y la madurez, en la que recordar un primer beso, y el primer amor queda marcado en ti para siempre". 

Autora: Lidia Herbada


Escritora y periodista española, ha trabajado para la Agencia EFE. Apasionada de la tecnología y especialmente de la escritura. Ha recibido varios premios por su trabajo: ganadora del Premio Internacional Lobher con "Redes antisociales", Premio Digi Book por "Fuera de Cobertura", Premio Certamen Michelena por "Abajo los cipotes", Premio del Ayuntamiento de Barajas por "Quiero ser Vicky Baum", Premio Rusia Hoy por "Carta póstuma a Chéjov", Premio Málaga Hospital por  "Lo que no pintó Dalí", semifinalista del Premio Ateneo de Valladolid y Premio Speed Dating de Amazon con "Sinfonía de silencios". Su novela más popular es "39 cafés y un desayuno".
En el centro la autora de "Sinfonía de Silencios", Lidia Herbada en el Premio Speed Dating de Amazon

La historia de esta novela se desarrolla en el Madrid de principios de los años 90, concretamente viajamos en el  tiempo al año 1992, en el que Madrid fue capital cultural mundial, se preparaban las olimpiadas de Barcelona, la exposición universal en Sevilla, se conmemoraba el quinto centenario del descubrimiento de América e inauguración del primer tren de alta velocidad AVE Madrid-Sevilla; en la televisión se emitían series como Sensación de vivir, Padres forzosos, Melrose Place, étc.

La obra tiene dos partes totalmente diferenciadas: Un pasado y un presente.
Un pasado marcado por una familia desestructurada debido a la ausencia materna, causada por un abandono y el distanciamiento de un padre que antepone su trabajo a sus obligaciones familiares, hasta el momento de su jubilación donde rehace su vida y puede disfrutar más de su familia, intentando recuperar el tiempo perdido. Una adolescencia donde Laura (la protagonista) redescubre su pasión por la música, la cual tenía olvidada desde la niñez; una pasión que la lleva al enamoramiento platónico por su profesor de música Marcos Duarte. Un pasado como preámbulo de un futuro que ella quiere labrar a través del arte.
Un presente, donde vemos a una Laura adulta, en el cual sólo ha realizado parte de las expectativas que tenía en la adolescencia, sin embargo, le falta algo en su vida: pues el recuerdo platónico del profesor y sus clases de música, convive con ella en este presente que ella considera incompleto, pues le falta la música.
Su banda sonora es Chopin, más concretamente el Nocturno Póstumo.

Novela escrita de forma muy entrañable y nostálgica, especialmente, para los que hemos tenido la oportunidad de vivir esa época con la misma edad.
La novela comienza con la protagonista dentro de un colegio religioso con 16 años, dándonos un paseo por momentos cotidianos los cuales podemos ver a través de sus ojos: niñas jugando en el patio de recreo, saltando a dúplex, clases de gimnasia, y de fondo se oye la clase de  música.

Según va aumentando su pasión por la música, va descubriendo los primeros besos, los primeros cigarrillos a escondidas, probar las primeras bebidas alcohólicas, aparentar más edad para pasar a la discoteca, pero también va  aumentando en proporción  el sentimiento de adoración hacia su profesor de música. Lo que más le llama la atención de todo es la música y el piano, y es también lo que le hace sentirse bien. De hecho en la primera parte de la novela, la música forma parte de ella con sus clases, con su profesor, con su Chopin; y en la segunda parte de la novela, sigue teniendo ese sentimiento, pero a modo de recuerdo aún vivo, cuando se siente vacía, pues la música ya no la acompaña, siendo para ella un recuerdo  nostálgico y de añoranza. Sin la música, Laura es infeliz.
La música, dependiendo de quién la interprete y de quien la escuche puede transmitir multitud de emociones y sentimientos al igual que los diferentes momentos en la vida.
Siendo música y vida el resultado de un proceso emocional donde cada uno tiene sus propias sensaciones y percepciones.
En la música también es muy importante el silencio, el cual marca los tiempos entre dos notas, al igual que también se marcan los tiempos en la vida; es la ausencia de sonido, generando una sensación profunda. Es una relajación tras un momento de tensión. El silencio puede ser inquietante y desconcertante, por ejemplo: la noche sería el silencio entre dos días o en una relación, ¿en qué piensas que estás muy callado?. Todo esto se puede sentir en esta novela en la que para su protagonista es tan importante la música, la cual sin el silencio no sería nada.
Pero también el silencio está cargado de sensaciones: sorpresa, previsión, indiferencia, calma, pasión, tensión, expresividad, vacío, plenitud, descanso... las cuales nos llevan a reflexionar, aumentado o disminuyendo el significado de todo.
Al igual que la vida de las personas que no es lo mismo para cada una, no hay dos silencios iguales, pues cada silencio tiene su propia vida, llevando con él la fragancia de la nota anterior.
Laura encuentra su alma en el silencio de la música, condicionando lo que piensa, hace y siente.

"En la vida el silencio es siempre el narrador: "Sin él me pierdo, con él me encuentro" (S. S., prólogo)

"Igual que Chopin encuentra el silencio en su sinfonía, nosotros encontramos el silencio en las relaciones" (S.S., prólogo)

La banda sonora que acompaña a la protagonista en toda la novela es el nocturno póstumo de Chopin, siendo también el hilo conductor de toda la historia.

Nocturno póstumo de Chopin


Aunque es una novela que aparentemente parece literatura juvenil, su lectura es totalmente subjetiva, porque es como una partitura musical, a  todos nos gusta la música, pero no la vivimos con la misma intensidad y esta obra, dependiendo de quien la lea sentirá emociones diferentes.
Tanto el prólogo como el final de la novela nos ha impactado sobremanera, pues da lugar a varias interpretaciones íntimas de cada lector.
A nosotros, esta novela nos saca una sonrisa evocadora y su lectura nos suscita  recuerdos de nuestra adolescencia.
Queremos felicitar a la autora por hacernos revivir dichos momentos de una forma sublime y delicada. 



Nuestro agradecimiento a Lidia Herbada por confiar en nuestro trabajo y darnos la oportunidad de haber leído tan bella historia y hacernos conocer su obra. Gracias por el ejemplar.

Mari Carmen (Administradora) y Noelia (Colaboradora)

Comentarios

  1. Quiero daros las gracias Noelia y Mari Carmen por vuestra reseña. Es una novela que como bien decís, es una historia que transmite los recuerdos de un pasado, que laten al ritmo de Chopin. Novela atemporal y universal que encierra un amor callado que hay que descubrir. Muchas gracias y me alegra mucho que os haya gustado.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti, el placer ha sido nuestro. Estamos deseando conocer tu próxima novela. Esperamos que sigas teniendo mucho éxito.

      Un gran abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El lápiz del carpintero - Manuel Rivas

"Antígona" de Sófocles (Análisis literario - Entrega 2)

"El Cantar de Mío Cid" - Análisis literario (Estructura , personajes, recursos, finalidad)