El verano y sus espigas

Con la llegada del verano crecen las espigas, las cuales son similares a algunos cereales de cultivo. Sin embargo, estas pequeñas plantitas secas pueden ocasionar trastornos a nuestros queridos peludines.



Las espigas a las que me refiero son aquellas que tienen forma de arpón, lo que contribuye a que se queden enganchadas con mucha facilidad al pelo de nuestras mascotas. Pero, lo que simplemente es algo que se puede sacudir o cepillar, puede producir heridas de diversa consideración a nuestras mascotas.

Es muy fácil que, estos días en los que vamos de campo o dar largos paseos por los que hay este tipo de vegetación, cuando el perro pasea o se restrega se le queden enganchadas estas espigas. Es frecuente que no nos demos cuenta hasta pasado el tiempo, pues sólo vemos las que quedan superficiales por el pelo y pensamos, los cepillamos y punto.

Sin embargo, un perro que se lame las extremidades de forma insistente lo debemos revisar por si se le ha quedado clavada una espiga entremedias de los dedos y el animal por sí solo no es capaz de quitársela, por lo que se le irá clavando hasta llegar a ser un problema más grave, llegando incluso a producirse una infección con pus, una vez ya clavada debemos llevarlos al veterinario, pues es difícil sacarla.



También podemos darnos cuenta de que se le puede haber metido en el oido alguna espiga si nuestro animal empieza a cabecear de una forma brusca. 



Otro lugar donde también se clavan las espigas es en la nariz, lo que hace que el perro esturnude repetidamente, arrugando el hocico, el cual se frotará con las patas. Tan delicada es esta zona para los perros que incluso puede llegar a hacerle sangre. Con los estornudos puede ser que expulse la espiga, pero es conveniente llevarlo al veterinario.


No sólo se pueden clavar en estos sitios, también hay que tener especial cuidado con los ojos, las espigas se insertan tras el "tercer párpado". Causa muchísimas molestias y se ulceran. Debe ser extraido por un veterinario.

Es recomendable evitar estas zonas, sin embargo, después de estar en el campo, y ya en casa, se debe revisar el pelo y cepillarlo sin olvidar los espacios entre los dedos de las patas ni el interior de las orejas. Así retiraremos las espigas antes de que lleguen a clavarse sin que ocasionen heridas ni daño.


No os lo he comentado, pero también hay que tener especial cuidado con las pulgas y garrapatas, pues estas no se ven con tanta facilidad como las espigas. Puede que no se agarren al animal porque lleva el collar, la pipeta o el repelente, pero sí es aconsejable revisarlos antes de meterlos en el coche o en casa, pues pueden saltar de ellos a nosotros, y nosotros no llevamos collar antipulgas. 

Sin más que deciros...


¡¡Disfrutad el verano!!
Un chiste con moraleja para terminar

Comentarios

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias, Viansa s, me alegro que este post te haya gustado.
      Saludos!!

      Eliminar
  2. ¡Hola, Mari Carmen! Yo he tenido problemas de este tipo con mis perros muy a menudo. Suelo salir mucho al campo con ellos y este tipo de espigas se les enganchan en el pelo, pero son las que menos me preocupan. Me preocupo de verdad cuando estas espigas se quedan enganchadas en la nariz o en los ojos. Hace unos años tuve un perro que se le quedó una espiga atrapada dentro de la nariz y tuvimos que ir al veterinario. Hace unos días, a una de mis perritas se le quedó media espiga atrapada dentro del ojo y se la sacamos. Después le pusimos suero hasta que se recuperó. La verdad es que hay que tener mucho cuidado con las espigas. ¡Felicidades por la entrada!

    Nos vamos leyendo!!

    Besos!!

    Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado la entra, mi perrita también se pinchó en la nariz con una pajita, luego se le quedó clavado en un ojo un rastrojo... de todo le ha pasado a la pobrecita, pero no puedo privarla de salir al campo pues le encanta corretear. Además, mi perrita es adoptada y es mestiza de razas de caza, figurate como le gusta el campo. Por eso he decido escribir este post para que todos pongamos especial cuidado. Como me cuentas que a tu mascota también le ha pasado, seguro que tú también los revisas antes que nada.
      Nos leemos!!
      Besotes!!
      MariCarmen

      Eliminar
    2. ¡Hola! Todos los perros que he tenido son de caza porque mi padre es cazador así que les encanta el campo :) Ahora tengo una perra mestiza pero que es de caza y luego tengo una podenco portuguesa. Son las dos preciosas!! Pero bueno, que voy a decir yo si soy la dueña ;) Por esa razón, siempre que van al campo y se meten entre las matas lo primero que hacemos cuando salen de ellas es revisarlas. Nunca se sabe.

      Laura

      Eliminar
    3. Hola Laura!!
      Sólo de imaginármelos correteando se me pone una sonrisa tonta en la cara, seguro que son preciosas. Y como puedo observar las teneis muy bien cuidadas. Me alegro que disfruten de tu cariño así como también disfrutas tú del que ellas te dan a tí.

      Eliminar
  3. Muy interesante tu artículo. De hecho, conocí a un perrito (un cócker) que tuvo más de un problema porque estas cosas se le clavaban en la pata. ¡Hay que andarse con mil ojos!

    Saludos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya resultado interesante el artículo. Hay mucha gente amante de los animales y creo que estos consejos nos vienen bien a todos. Y tanto que hay que andarse con mil ojos!!

      Saludos!!!

      Eliminar
  4. A mí me ha pasado este verano, el pobre animal no dejaba de sacudirse y la llevé al veterinario y llevaba dos espigas en la oreja, era la primera vez que oía algo así, ahora tengo más cuidado y cntinuamente la reviso, al tener el pelo largo es un trabajazo, pero bueno, mi perrita lo vale jejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eva!

      Claro que tu perrita lo vale! Te entiendo perfectamente, mis perras tienen las el pelo largo, y si con una se tarda en revisar,imagínate dos, pero con tal de evitarles molestias y luego tener que ir al veterinario y hacerles pasar un mal rato, lo prefiero. Eso no quita alguna vez alguna se escape, pero si se previene, mucho mejor.

      Un saludo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El lápiz del carpintero - Manuel Rivas

"Antígona" de Sófocles (Análisis literario - Entrega 2)

"El Cantar de Mío Cid" - Análisis literario (Estructura , personajes, recursos, finalidad)